Yo como Producto

19 05 2010

Llevo un tiempo con un “runrun” interno que, poco a poco, va cobrando forma. Hace no mucho lo expresaba con un pequeño twit: “Últimamente pienso en mí mismo como un producto poco definido y mal marketeado :|”

¿Por qué digo esto? Veo por ahí ejemplos de personas que trabajan muy bien su “marca personal”: tú oyes su nombre, e inmediatamente tienes claro a qué se dedican. Ejemplos: Berto Pena = productividad. Andrés Pérez = marca personal. Alfonso Alcántara = orientación/coaching. Gonzalo Martín = industria audiovisual. Y tantos otros. Y sin embargo, si alguien oye “Raúl Hernández”… ¿con qué lo vincula?

Quiero creer que sí es posible que la gente pueda relacionarme de forma consistente con una serie de características personales (espero que más positivas que negativas, pero habrá de todo). Pero a la hora de decir “qué hago”… ¿cuál sería la respuesta?

Habrá gente que piense en “Consultor Anónimo”. Vale, pero… ¿y qué? ¿qué significa “Consultor Anónimo”? Yo lo vinculo a una etapa (que cada vez siento más lejana; de hecho hace tiempo que no firmo nada como “Consultor Anónimo”) donde era “blogger”, y me movía en los “círculos blogosféricos”. Pero como digo cada día me siento menos reflejado por ese “apodo”, ni en actividad ni en espíritu.

He estado pensando en dónde está el problema, y creo que hay dos factores importantes:

  • Mi propia dificultad para acotarme: soy de naturaleza inquieta. Me gusta hacer unas cosas y otras, me cuesta ser persistente con determinadas actividades (una vez he satisfecho mi curiosidad, me atraen otras cosas)… y esto me pasa a nivel profesional y a nivel personal.
  • Quizás como consecuencia de lo anterior, mi proyección “pública” es un tanto dispersa: un día muestro el perfil fotógrafo, otro día soy padre, otro día hablo de política, otro día de economía, otro día de blogs y “social media”, otros me pongo filosófico, otro día me pongo a hacer una tienda online,… y así, hablando de todo un poco, es muy difícil que la gente me identifique con algo en concreto.

Por ejemplo, si piensas en alguna de las personas que mencionaba antes: su actividad “pública” (lo que escriben en sus blogs, sus twits, las conferencias que dan…) es mucho más consistente. Se centran en “su tema”, y a duras penas se salen de ahí. Seguro que son personas muchísimo más polifacéticas, tanto en su vida personal como también en la profesional, pero a la hora de construir su perfil “visible” ponen el foco en algo muy concreto, y eso ayuda a identificarles muy fácilmente.

He llegado a la conclusión de que tengo que trabajar de una forma mucho más consciente estos aspectos. Esto pasa primero por definir para mí cuál quiero que sea mi perfil visible, y a partir de ahí empezar a ser mucho más selectivo con la imagen que transmito al exterior, poniendo el foco sólo en lo que me interese y “corriendo un tupido velo” sobre el resto.

En ello estoy.

Visto Aqui

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: